Nuestro Blog

Conócenos

Realizar deportes Outdoor en verano, sin dejarnos la piel en ello

El verano ya llegó y sí, ¡¡ya podemos hacer deporte al aire libre sin mascarilla!!
Tenemos ganas de respirar aire puro y sentir los rayos del sol. La sensación de realizar ejercicio al aire libre con nuestro rostro al descubierto es un bien muy valorado hoy día.

Combinamos nuestra rutina de entreno en Lowfit, con sesiones en la playa, el parque y carreras al aire libre.

Pero nunca debes olvidar lo importante que es proteger tu piel del sol. Debemos ser conscientes de que nuestra piel ha estado mucho tiempo “encerrada”, a la sombra, y una exposición solar brusca, puede tener graves consecuencias.

El sol es el principal culpable del envejecimiento prematuro y del cáncer de piel. Por lo que es súper importante ser constantes y protegernos de las radiaciones solares, mientras practicamos deporte al aire libre. Los rayos UVB son los causantes de quemaduras en la piel, y los rayos UVA potencian la aparición de arrugas, manchas y falta de elasticidad.

 

Tanto si eres un deportista nato, como si no, debes conocer lo vital que es seguir unas pautas para evitar quemarnos y ayudar a regenerar y nutrir nuestra piel tras disfrutar de un “baño de sol”. ¡Ojo!, no importa si es verano o invierno, si estamos bronceados o si está nublado, la radiación UV nos afecta a todos por igual.

 

 

 

 

 

 La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) nos recuerda, entre otras pautas, evitar exponernos de 12 a 17 h, proteger nuestra cabeza con una gorra o similar, la vista con unas gafas del sol adecuadas, y por supuesto, apoyarte en un protector solar de alto espectro, como mínimo de factor 30. Recuerda también hidratarte mucho.

Yo sinceramente, recomiendo a todos mis clientes usar un protector solar de factor 50, de alto espectro, sobre todo en el rostro. Aplícalo 30 minutos antes de realizar el ejercicio y renuévalo cada 2-3 horas.

Debes tener cuidado al elegir tu protector, para que tenga las siguientes características:

  • Debe ser resistente al agua, y, por tanto, al sudor
  • Que sea de alto espectro, contra los rayos ultravioleta A y B, para una exposición intensiva al aire libre
  • Libre de aceites y que sirva para rostro y cuerpo, no comedogénico
  • Rápida absorción
  • Adecuado para pieles sensibles, clínica y dermatológicamente probado ante alergias e irritaciones

 

Tan importante como la protección durante el ejercicio al aire libre, es la recuperación de tu piel al finalizar.

Una vez termines tu entreno al aire libre, toma una ducha de agua fresca, evita el agua caliente cuando has tomado el sol, para no dilatar más tus poros. Después, hidrata y regenera la piel con productos adecuados, enriquecidos con vitaminas y antioxidantes que mantengan su hidratación.

A mí me gusta recomendar un gel reparador del sol, con extractos botánicos ricos en antioxidantes, para calmar y restaurar la piel de ese maravilloso baño de sol.

Sin más, espero que recuerdes estas pautas a la hora de entrenar al aire libre.

¡Cuida tu cuerpo por dentro y por fuera y disfruta!

Me tienes a tu disposición, si quieres conocer tratamientos específicos para el cuidado corporal y protección solar.
Contacta conmigo a través de mis redes @_albarral_ para Instagram.

 

 

 

 

 

Te ayudaré a llevar una rutina adecuada de la piel, te daré consejos y asesoramiento
¡Feliz entreno outdoor!

 

 

 

 

 

 

 

Chari Fernández Albarral
Directora adjunta de Lowfit Dos Hermanas y asesora de belleza
Instagram @_albarral_